Las centralitas virtuales son sistemas de telefonía IP basados la nube, y son ideales para la mayoría de empresas y organizaciones.

En este artículo vamos a explicar cómo son y cuál es el funcionamiento de las centralitas telefónicas, y después en concreto explicaremos el concepto de centralitas virtuales. Conoceremos mejor las ventajas que nos pueden proporcionar y si nos conviene contratar una centralita virtual en nuestro negocio

Qué son las centralitas telefónicas

Si en tu organización tienes a varias personas que deben atender al teléfono, lo lógico es que dispongáis de un sistema de telefonía con una centralita telefónica. Las centralitas telefónicaspermiten interconectar diversos puestostelefónicos o extensionesinternas con líneas telefónicas externas. Normalmente se usarán varias líneas telefónicas para evitar que si entran más llamadas no estemos comunicando, frustrando así a nuestros clientes.

No hay que confundir las líneas con las numeraciones, pues las líneas permiten llamadas simultáneas de entrada o salida. Los números telefónicos pueden funcionar con un único cabecera que reparte las llamadas entre varias líneas distintas, o cada línea tener su propia numeración.

La función principal de las centralitas telefónicas es así encaminar y distribuir llamadas en todas las direcciones posibles. Si tenemos varias líneas y varias numeraciones, cada numeración la podemos tratar de forma diferenciada. Añadiremos una locución de bienvenida y dirigiremos la llamada o bien a un menú, a una extensión, una cola de llamadas, o por ejemplo, a un buzón de voz. Ya luego cada máquina o servicio de centralita dispondrá de más o menos funcionalidades que nos ayudarán a tratar esas llamadas para darle un tratamiento óptimo.

Así pues, las opciones que permiten las centralitas telefónicas son muchas, y lo más importante es que combina la comunicación interna, entre personas y departamentos, con la externa, con clientes y proveedores.

Qué son las centralitas virtuales IP

Las centralitas virtuales son sistemas de telefonía basados en Internet, donde tanto las líneas como la propia centralita estarán virtualizados en la nube. Las comunicaciones se realizan por protocolos de voz IP (telefonía VoIP), y por tanto todo pasará por la red informática. Necesitaremos disponer de una buena conexión a internet en cada lugar donde vayamos a usar extensiones, recomendando fibra, o un buen 4G si son móviles. Cada extensión corresponde con una numeración interna, y deberá registrarse o bien en un terminal IP, o en una aplicación softphone de PC o móvil.

Al disponer de una solución en la nube ya no existe dependencia de un lugar fijo de trabajo y una conexión física. Será sencillo desplegar una red de oficinas, implementar el teletrabajo y seguir gestionando las llamadas externas, y las comunicaciones internas entre usuarios.

El cambio respecto a las centralitas físicas tradicionales es importante, pues aprovechamos la tecnología de Internet para eliminar y simplificar infraestructura, y por supuesto costes para la organización.

 

Ventajas de las centralitas virtuales frente a las convencionales

A diferencia de una centralita física tradicional, las centralitas virtuales presentan numerosas ventajas que no deberías dejar escapar.

  • No hay inversión de dinero en comprar la centralita física: las centralitas tradicionales son soluciones costosas, que pueden subir a 2-3000 euros, y hasta 5-6000 si añadimos los terminales. Además tendrás que comprar un equipo nuevo cuando se quede obsoleto o hacer ampliaciones que pueden tener un coste elevado. Con una centralita virtual IP bastaría con actualizarla o contratar nuevas extensiones.
  • Menos mantenimiento: un aparato físico exige un mantenimiento continuo, consumo eléctrico, espacio y un montaje de cables más largo y complejo. Cuando el sistema tradicional falla, te quedas incomunicado hasta que no se repare. Las centralitas virtuales son más sencillas, productivas y eficientes.
  • Libre ubicación: con las centralitas virtuales no dependes de un sistema de cableado, de forma que puedes situar las extensiones en tantos lugares como quieras, incluso en distintos países si tienes empleados en el extranjero. Es tan sencillo como llevarte el terminal y conectarlo a cualquier toma de red.
  • Terminales IP:Los teléfonos analógicos pueden adaptarse para la voz IP pero es recomendable alquilar o comprar nuevos terminales SIP. Hoy día hay equipos con muchas funcionalidades, como bluetooth, pantalla color, módulos de teclas, agendas compartidas… Igualmente puedes crear una extensión en un móvil o PC y tener la máxima flexibilidad para llevar tu extensión donde tú quieras.

 telefono centralita virtual

A todo esto hay que unirle las ventajas de hablar por voz sobre IP: Una calidad de sonido perfecta y un ahorro importante en la factura del teléfono.

¿Aun no tienes una centralita virtual? Contáctanos