Cuando hablamos de seguridad VoIP sabemos que, todas las medidas preventivas que podamos implementar serán imprescindibles para minimizar notablemente los riesgos ante un posible ataque.

En Zerovoz somos plenamente conscientes que la seguridad es un tema que preocupa a las empresas. Por ello dedicamos máximo esfuerzo para poder garantizar la seguridad en llamadas y obtener unos óptimos resultados.

A continuación detallamos 7 sencillos consejos que ayudaran a que tus llamadas VoIP sean resistentes frente ataques:

  1. Cambiar claves de configuración en terminales.
    Los teléfonos SIP tienen una clave de fábrica para la configuración. Cambiar cualquier password que venga por defecto por una clave secreta y compleja.
  2. Restricción de accesos IP o por web
    Restringir las conexiones IPs, permitir solo el acceso a conocidas, revisar vulnerabilidades de IPs y puertos abiertos, la mayoría de ataques son a través de agujeros en la red informática del cliente.
  3. Configurar límites: de crédito, geográficos, duración de las llamadas, contraseña para llamadas internacionales…
    Se pueden definir diversos bloqueos: como asignar un límite de gasto mensual o diario, calculado en base al consumo habitual y un margen de seguridad, en caso de sobrepasarlo se cortaría automáticamente.O bloquear países de riesgo, disponemos de una lista de países y destinos potencialmente peligrosos. También se pueden bloquear destinos personalizable por el cliente.

    Limitar el tiempo máximo de llamada.

    La contraseña para llamadas internacionales es una medida adicional, se puede configurar para dificultar estas llamadas.

    Bloqueo de direcciones y usuario, si hay intento repetido de llamadas sin éxito, se bloquea de forma automática

    Limitación de llamadas simultáneas: el trunk se contrata por canales, por lo que los canales limitan el número de llamadas simultáneas.

  4. Desarrollar un algoritmo de monitoreo del comportamiento de llamadas para detectar posibles llamadas fraudulentas
    De esta forma podemos analizar ( monitorizando por segundo) si existen comportamientos de llamadas o rutas anormales y detenerlo a tiempo.
  5. Mantener una IP fija con el operador voip. Es una medida de protección adicional si la telefonía sólo la tenemos disponible desde la IP fija de la oficina.
  6. Evitar estar expuestos a redes no confiables.
    Utilizar contraseñas WIFI, impedir al máximo la accesibilidad a nuestra red informática y rehuir de redes wifi públicas.
  7. Conexiones VPN.
    Limitar la conexión de un cliente hacia el proveedor VOIP sólo a través de un enlace encriptado.

Como conclusión, para lograr la máxima seguridad, es importante tomar las medidas necesarias pero sobre todo contar con una empresa experta en telefonía VoIP  como Zerovoz, que garantice una correcta gestión, control y seguimiento para que puedas disfrutar de todas las ventajas que ofrece la telefonía IP y mantener a los “hackers” bajo control.