ayudas para emprender un negocio

 

Las ayudas para emprender un negocio son un balón de oxígeno que hace más llevaderos los primeros pasos de cualquier aventura empresarial. Sin embargo, ¿sabías que según el III Estudio nacional del Autónomo, elaborado por Infoautónomos y la Universidad de Granada, más del 50% de autónomos no ha pedido nunca una subvención? Casi siempre, se debe a desconocimiento y falta de información.
Para evitar que te ocurra, queremos ayudarte con una recopilación de 10 ayudas para emprender un negocio. Seguro que entre ellas encuentras algunas que se adaptan a tu proyecto y necesidades. ¡No las dejes escapar!

 

10 ayudas para emprender un negocio

1. Prestación de desempleo

Muchas historias de emprendimiento comienzan al finalizar un contrato laboral, pues a menudo supone un momento óptimo para poner en marcha un negocio al que se le lleva tiempo dando vueltas. Pues bien, ¿sabías que la prestación por desempleo se encuentra entre las ayudas para emprender un negocio?

Tienes 3 formas de utilizarla:

  1. Cobrar en un único pago todas las mensualidades que te quedan por percibir. Tienes que pedir la capitalización antes de comenzar tu actividad y deben quedarte como mínimo tres meses de paro. No podrás optar a esta ayuda si has solicitado este pago en los últimos 4 años o si en los 24 meses anteriores has compatibilizado el trabajo como autónomo con prestación por desempleo. Una vez te concedan el pago único, tienes un mes para empezar tu actividad.
  2. Darte de alta en autónomos y, durante 9 meses, percibir a la vez la prestación mensual por desempleo.
  3. Utilizar la prestación por desempleo para pagar la cuota de autónomos, mes a mes, hasta que se agote su importe. Además, si cumples ciertos requisitos que veremos ahora, durante los dos primeros años cuentas con una bonificación en la cuota de autónomos.

Centralita Virtual

2. Tarifa plana para autónomos

Es otra de las ayudas para emprender un negocio más interesante. En algunos casos, el autónomo factura muy poco o nada durante los primeros meses. Sin embargo, debe afrontar el pago a la seguridad social, cuya cuota mínima es de casi 300 € al mes. Por suerte, desde 2013, existe la tarifa plana de 60€ durante el primer año, para autónomos que nunca antes se hayan dado de alta, o bien lleven 2 o más años sin ser autónomos (3 si anteriormente han solicitado esta bonificación).

Pasados los primeros 12 meses, esta tarifa va aumentando progresivamente durante el segundo año, hasta alcanzar la cuota mínima, actualmente de 286,1 euros al mes.

Si eres un autónomo menor de 30 años, o autónoma menor de 35, el aumento progresivo de la cuota se prolongará también el tercer año, momento hasta el que no pagarías la cuota definitivita.

Además, si vives y desarrollas tu actividad económica en una localidad menor a 5.000 habitantes, mantendrás la tarifa de 60€ durante 24 meses. Eso sí, tendrás que ejercer tu actividad al menos dos años y continuar empadronado allí como mínimo los cuatro años posteriores al alta.

Desde el año 2020, también pueden beneficiarse de esta tarifa plana autónomos societarios, es decir aquellos que han constituido una empresa en cualquiera de sus formas jurídicas.

 

3. Ayudas para emprender un negocio de ENISA

Enisa, la Empresa Nacional de Innovación, adscrita al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, ofrece ayudas para emprender un negocio innovador o para aquellos consolidados que necesiten financiación.

Están dirigidas a pymes de menos de 2 años, que cuenten con un buen plan de viabilidad técnica y económica del proyecto, sean de carácter innovador, y tengan su domicilio social en territorio nacional.

Las ayudas para emprender un negocio de Enisa tienen tres líneas de financiación:

  • Jóvenes emprendedores: para startups y pymes de menos de 2 años encabezadas por un menor de 40 años.
  • Emprendedores: aquí la edad no es requisito, pero sí la fecha de constitución de la empresa, que también debe ser inferior a 2 años.
  • Crecimiento y expansión: dirigida a empresas en fase de expansión. No es relevante la fecha de creación.

En cualquier línea, el importe mínimo es de 25.000 €.

 

4. Avales ICO

El Instituto de Crédito Oficial ofrece avales que pueden llegar a los 12.5 millones de €, dirigidos a dar respuesta a distintas necesidades empresariales. Hay que tener en cuenta que se trata de un préstamo que posteriormente hay que devolver con el interés correspondiente.

 

5. Ayudas para emprender un negocio de la Cámara de Comercio de España

La Cámara de Comercio de España ofrece información sobre préstamos y ayudas para emprender un negocio y cuenta con programas como España Emprende, que presta formación y orientación personalizada y gratuita para poner en marcha tu proyecto.

Cuenta también con el Programa de Apoyo Empresarial a las Mujeres (PAEM), para ayudar a emprendedoras a preparar un plan de negocio con el objetivo de presentarlo a líneas de microcréditos sin aval.

 

6. Ayudas para emprender negocio con base tecnológica

Existen varias ayudas para emprender un negocio con base tecnológica:

  • La del programa NEOTEC, que concede el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), del Ministerio de Ciencia e Innovación. Está dirigida a proyectos de menos de 2 años de antigüedad, y el presupuesto mínimo financiable es de 175.000€.
  • La del programa INNVIERTE, también del CDTI, cuyo objetivo es buscar inversores privados especializados en empresas de base tecnológica, y utiliza el apoyo de fondos de capital riesgo.
  • La del programa Horizonte 2021-2027, de la Unión Europea, dirigida a empresas tecnológicas o con un plan de negocio de productos o servicios innovadores.

Además, de las mencionadas, puedes consultar otras ayudas para emprender un negocio tecnológico en esta guía fácil editada por el CDTI.

 

7. Ayudas para emprender un negocio Bussiness Angels

Otro tipo de ayudas para emprender un negocio son las que conceden los Business Angels, es decir, inversores privados, ya sean personas físicas o jurídicas, que apuestan por ayudar económicamente y mediante asesoramiento y contactos a un negocio en sus fases iniciales. Generalmente, los Business Angels, invierten en startups de un sector que conocen, y se caracterizan por involucrarse en los proyectos.

Algunas redes nacionales en las que puedes encontrar a tu Business Angel son las siguientes: ESBAN (Red Española de Business Angels), AEBAN (Asociación Española de Business Angels) y EBAN (European Business Angels Network).

 

8. Ayudas para emprender un negocio para la internacionalización

Otras ayudas para emprender un negocio que hay que mencionar son las del Instituto de Comercio Exterior (ICEX).

Si quieres desarrollar tu proyecto en el extranjero, en dicha entidad ofrecen asesoramiento personalizado gratuito y ayudas económicas para cubrir gastos de prospección y promoción internacional, desarrollo de red comercial exterior y contratación de personal.

9. Ayudas emprendedores: concursos

Otro tipo de opción a la hora de buscar ayudas para emprender un negocio es presentar tu proyecto a algún concurso para emprendedores. Uno de los más prestigiosos es el Premio Emprendedor XXI, organizado por La Caixa, que ofrece al ganador tanto formación como dotación económica.

 

10. Ayudas para emprender un negocio de las comunidades autónomas

Además de las ayudas para emprender un negocio que acabamos de ver, también te interesa conocer las ayudas específicas de tu comunidad autónoma.

Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid existe una ayuda de hasta 2.500 € para empleados que se den de alta como autónomos o creen una empresa, así como el Programa Esa Bic, que ofrece incentivos a proyectos de emprendimiento en el ámbito de la tecnología espacial.

Como ves, las ayudas para emprender un negocio son muchas y variadas. Esperamos que este artículo te sirva como guía para elegir la que mejor se adapta a tu proyecto.

Además de contar con ayudas para emprender un negocio, cuando se pone marcha un proyecto empresarial también es importante controlar el gasto en recursos, pero sin renunciar a la calidad que das a tus clientes, ya se trabaje con un producto o con un servicio.

Cualquier negocio, independientemente del tamaño, necesita contar con un buen sistema de telefonía y atención al cliente.

En este sentido, lo más recomendable es apostar por una centralita virtual que, respecto a la tradicional, tiene numerosas ventajas:

  • Se adapta a negocios de cualquier tamaño, y es escalable. Por eso, es ideal para acompañar a tu proyecto en sus primeros pasos y crecer con él.
  • Tanto su instalación como mantenimiento resultan más económicos, pues solo es necesario contar con conexión a internet.
  • Da una imagen mucho más profesional e innovadora, pues la gestión de llamadas es más eficaz y mejora la atención al cliente.
  • Es muy segura, ya que su alojamiento en la nube está respaldado en varios centros de datos, de este modo nunca deja de estar operativa.
  • Proporciona funcionalidades avanzadas de telefonía, como por ejemplo desvío de llamadas automático desde el número principal a departamentos específicos, colas de espera con música o desvío de llamadas a móviles y fijos de empleados.

En definitiva, una centralita virtual ayuda a tu negocio a ser más competitivo.

Desde Zerovoz operador de telefonía en la nube para Empresas, te invitamos a apostar por la innovación para tu negocio con nuestro servicio de centralita virtual.

¿Quieres más información? Contacta con nosotros sin compromiso y resolveremos todas tus dudas.

Centralita Virtual