0
(0)

operador voip

¿Un operador VoIP es distinto a un operador tradicional? Surgen muchas dudas a la hora de contratar servicios de telefonía. ¿Son mejores o peores? ¿El servicio es el mismo o diferente? ¿Qué garantías me da un operador VoIP? Vamos a intentar resolver éstas y muchas otras cuestiones en este artículo.

Que es un operador VoIP

Un operador voip es aquél que ofrece servicios de telefonía IP, de modo que principalmente usa la tecnología VoIP con los clientes y usuarios. Así, el operador VoIP dispone en su infraestructura de una plataforma preparada para prestar servicios en la nube, donde la comunicación se basa en internet.

Comúnmente se conocen a los operadores VoIP como aquellos que sólo ofrecen telefonía en la nube, ya sea a particulares o empresas. Al ser a menudo empresas pequeñas y poco conocidas, para poder conseguir mercado se han centrado en posicionarse como alternativas lowcost a los operadores tradicionales. No obstante hay una serie de cosas y creencias que no siempre tienen porqué ser así.

Hoy en día la voz IP es la tecnología que usan todos los operadores, no solo los operadores VoIP.  Con esta tecnología, la voz es convertida en datos y procesada por sofisticados servidores informáticos, donde el volumen de información que se puede tratar es enorme. Esto ha permitido crecer y abaratar costes, cuando anteriormente el servicio solamente lo podía ofrecer el que tenía físicamente los cables. Gracias a esto contamos hoy día de llamadas muy económicas, incluso entre países de la otra punta del mundo, algo impensable años atrás.

Asimismo,  un operador VoIP no tiene porqué solo ofrecer servicios de voz IP (telefonía fija), sino que pueden además completar su portafolio con líneas móviles, fibra, servicios de hosting y muchas cosas más. Deberemos investigar mínimamente cómo es el posible proveedor de telefonía, ver qué servicios ofrece y qué garantías nos ofrece como empresa.

Tipos de operador en España

Por ley, todos los operadores que prestan servicios en el mercado español deben estar correctamente registrados en el regulador del mercado, la CNMC. Son distintos los servicios de telecomunicaciones donde se pueden registrar los operadores, y deben constar en el epígrafe correcto según lo que estén ofreciendo. Los más comunes son los siguientes:

  • SERVICIO TELEFÓNICO FIJO – SERVICIO TELEFÓNICO FIJO
  • REVENTA DEL SERVICIO TELEFÓNICO FIJO
  • TRANSMISIÓN DE DATOS – PROVEEDOR DE ACCESO A INTERNET
  • TELEFONÍA VOCAL MULTIMEDIA NÓMADA SOBRE IP
  • SERVICIOS VOCALES NÓMADAS – SERVICIOS VOCALES NÓMADAS
  • RED TERRESTRE – FIBRA ÓPTICA
  • OPERADOR MÓVIL VIRTUAL – PRESTADOR DE SERVICIO
  • SERVICIO TELEFÓNICO MÓVIL – GSM

Un operador se puede inscribir en múltiples epígrafes, previa solicitud y justificación. Hay así varios niveles de complejidad y requerimientos que deben cumplir en cada uno. Existen así unos operadores principales, que gestionan numeraciones y hacen de mayoristas. Otros, se ocuparon de cablear el territorio con fibra óptica, y revenden al resto la capacidad de utilización. Lo mismo pasa con la telefonía móvil, donde son concretamente 4 las empresas que tienen infraestructura propia.

No estamos hablando que unos son los operadores tradicionales y los demás son los operadores VoIP, sino que unos hacen de mayorista poniendo los recursos y la infraestructura y los demás hacen más una función de comercialización o reventa. Está claro que estos mayoristas deben ser empresas con mayor solvencia financiera y recursos, pero no por eso son mejores ni peores. Es posible que estos mayoristas solo cubran una parte de las necesidades, o incluso que no venda directamente al cliente final. Los revendedores son importantes para que este sector sea eficiente y puedan llegar a los clientes de manera eficiente y ofrecer un servicio óptimo.

Vemos así que el mercado de las telecomunicaciones en España, y parecido en otros países, desde los años 90 ha tenido unos cambios radicales. De tener una única empresa (mercado de monopolio), se ha pasado a un mercado completamente competitivo con cientos de empresas. Esto favorece la competencia, con mejores precios y mejores servicios, pero luego ¡puede ser más complicado para el cliente decidirse entre tantos!

Operadores tradicionales

La telefonía en España nació de la mano de Telefónica en 1924, llamada por entonces Compañía Telefónica Nacional de España. Es el único operador que debería tratarse como tradicional. La telefonía tradicional con líneas de cobre, al contrario de la telefonía IP, requiere de un circuito eléctrico dedicado para cada una de las llamadas. ¡No es posible cursar más llamadas que cables haya físicamente! Es así como se inició la telefonía en el mundo, donde generalmente cada país o región tenía una empresa pública o privada encargada de hacer todo el cableado, cubriendo todos los hogares y empresas posibles.

Hoy en día las líneas de cobre están de retirada en España, es el llamado proyecto faro. Estas líneas que quedan, cubren únicamente el tramo desde el abonado hasta el nodo más próximo. Allí se convierte la señal analógica en voip y se transmite por una red de datos de alta capacidad hacia los operadores de destino.

Operadores generalistas

Llamamos a los operadores generalistas aquellos que ofrecen sus servicios al gran público, es decir, tanto particulares como empresas. Para poder llegar fácilmente a este gran público suelen tener su propia red de tiendas físicas, asesores comerciales y call centers para venta por teléfono. Su propuesta comercial es principalmente ofrecer servicios de telefonía fija, fibra y móvil. Además, estos grandes operadores para hacer una oferta más llamativa suelen añadir servicios de televisión, con futbol, películas, etc, muy pensado para el cliente doméstico. Teléfonos móviles, equipamiento y tecnología de última generación es otra arma comercial, que se ofrece a la clientela a cambio de largas permanencias, para tener así al cliente enganchado durante años.

Hemos mencionado que también ofrecen servicios a empresas, ya que por tamaño y recursos son capaces de todo. Sin embargo, la calidad de este servicio puede ser insuficiente en algunos casos, que sean rígidos y no permitan adaptarse cambios y ampliaciones. Otro problema que suele haber es que no dan acceso administrativo a las herramientas de telefonía, por lo que cualquier gestión se debe solicitar específicamente.

Dentro de los generalistas encontraremos algunos de “tradicionales”, que son los que históricamente mantenían telefonía analógica. Sin embargo, como hemos comentado, hoy en día ya no se pone ningún cable de cobre, sino al contrario, se están retirando. Todo funciona por voz IP, de modo que en esencia éstos son también operadores VoIP.

Operadores para empresas

Si bien los generalistas ofrecen también servicios para empresas, abarcando todo el mercado posible, existen operadores especializados en el mercado empresarial. Las empresas tienen requerimientos específicos y esperan de un servicio de mayor calidad, que les de garantías especialmente en el nivel de servicio.

Los operadores para empresas suelen tener un abanico de productos y servicios pensados principalmente para las PYMEs, aunque también abordarán proyectos con empresas grandes y otras organizaciones (hospitales, administraciones públicas, universidades, etc). La característica principal es que las empresas no solamente necesitan una línea para llamar, sino un sistema de telefonía más complejo, que no solo da servicio a los clientes sino a todos los usuarios o empleados de la organización. Dicho sistema es la centralita telefónica.

Detrás de la centralita podemos encontrar un complejo sistema de atención al cliente, call centers, telefonía en la nube, máquinas físicas, integraciones con sistemas de gestión CRM o ERP, etc. Es por ello que existen los operadores especializados en empresa, quizás no siempre puedan ofrecer telefonía móvil o fibra, pero sí llevar a cabo proyectos complejos que involucren diversas tecnologías.

Qué debemos esperar de un operador VoIP

Como hemos indicado hay varios conceptos a tener en cuenta antes que valorar puramente la tecnología. Todos los operadores en definitiva usan VoIP, de modo que éste deja de ser un elemento diferencial y debemos fijarnos en otras cosas.

  • ¿Somos empresa o particular?

Es el primer punto que debemos respondernos. Hay operadores especializados en empresas, que probablemente ofrezcan un servicio mucho mejor. Si se trata de un particular, un generalista podrá ofrecer sus servicios a precios muy competitivos. Son grandes y consiguen importantes economías de escala, aunque el servicio pueda llegar a ser peor.

  • ¿Qué servicios necesitamos?

Todas las empresas necesitan fibra, móvil y telefonía fija (centralita) para poder trabajar. Tener varios proveedores contratados es factible y permitiría incluso ahorrar costes, pero lo recomendable es encontrar a un único proveedor que lo pueda ofrecer todo. Con ello se facilitan las gestiones, se trata con un solo interlocutor y se consigue un mejor servicio.

  • ¿Qué pasa con las numeraciones?

Todos los operadores, ya sean principales como revendedores ofrecen numeraciones para los servicios que ofrecen (numeración fija, numeración móvil…). Esto se hace por dos vías, la primera es la portabilidad de números existentes, que permite conservar los números de los clientes y cambiar así de operador. La segunda vía es la asignación de números nuevos. Los operadores de reventa ofrecen las numeraciones a través de sus proveedores principales, existiendo el procedimiento de la subasignación, regulado por la CNMC.

  • ¿Qué pasa con el servicio en caso de incidencias?

Como hemos explicado hay unos operadores que son propietarios físicamente de la infraestructura y otros que ponen el servicio. Una avería de Internet puede venir por varios sitios, y los operadores están obligados a reestablecer su servicio si hay incidencia. Habrá que leerse las condiciones contractuales ofrecidas, con sus tiempos de respuesta o SLA. En general, una fibra no tiene averías a no ser que haya un corte físico de los cables. Si estamos sin teléfono la avería puede ser por fallo de conectividad, ya que la voz pasa por internet. Si nuestro proveedor es ágil podrá activar desvíos, ofrecer un router 4G, y dar alguna solución de contingencia. Pero cuidado, porque si la fibra está contratada a otro operador poco podrá hacer el proveedor de telefonía. Sea cual sea el proveedor, la clave está en los tiempos de respuesta, y poder contactar fácilmente para reportar el problema. Los grandes operadores en esto son más complicados de contactar, y costará que nos den una respuesta ágil.

  • ¿Buscamos calidad o precio?

Ambos conceptos no tienen porqué estar reñidos, aunque en general se acaba cumpliendo que lo barato sale caro. Son muchos los operadores que compiten por un mercado saturado, y esto obliga a ofrecer mejor servicio a mejor precio. Claramente los que se encuentran en el segmento más low cost tienen un peor servicio, pero los caros no tienen porque ser mejores. Debemos fijarnos en lo que incluyen en su propuesta, si el mantenimiento está incluido, qué pasa si necesitamos la visita de un técnico, los tiempos de respuesta, etc.

Conclusiones sobre operador VoIP

Zerovoz es un operador VoIP para empresas, con 15 años de experiencia en la telefonía corporativa. Ofrece servicios de telefonía fija, centralita virtual, fibra y móvil para empresas, con un portafolio muy completo. Con un equipo de más de 40 personas, la mayoría de ellas técnicos cualificados, es capaz de atender a los clientes más exigentes. Entre estos encontramos desde pequeñas empresas hasta grandes organizaciones como Generalitat de Catalunya, TMB, múltiples hospitales y cadenas hoteleras.

Se trata de un mercado muy competitivo, donde los grandes tienen un gran peso. Sin embargo, las empresas valoran la especialización, la capacidad de respuesta ante incidencias y la posibilidad de implementar soluciones a medida.

¡Contáctanos para que te podamos asesorar!

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Por ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.