telefono portabilidad

Para cualquier sistema de voz IP, ya sea mediante servicio de centralita virtual o un troncal SIP hay que tener en cuenta el procedimiento de portabilidad si queremos mantener nuestro número.

Según la ley española de telecomunicaciones, una numeración telefónica pertenece al abonado una vez tenga un servicio telefónico contratado, y está en su derecho elegir el operador que prefiera. Es por ello que la portabilidad es el mecanismo definido para cambiar de proveedor sin perder la numeración. Lógicamente, el abonado debe mantener su servicio en vigor, pagando las cuotas a su anterior proveedor hasta que la portabilidad se hubiera completado.

Pasar un número fijo (con una línea tradicional) a voz ip tiene muchas ventajas, y el proceso de portabilidad no debe suponer ningún problema si se hace correctamente. Podremos prescindir de infraestructura y cuotas de líneas instaladas físicamente en la oficina, y podremos usar la numeración desde cualquier punto geográfico donde tengamos conexión a Internet con muy bajos costes operativos.

Zervoz, como operador de telefonía IP, te ayudará a gestionar las portabilidades para que puedas disponer de las numeraciones en la nube y poderte entregar las llamadas. Es necesario portar las líneas en servicios de telefonía en la nube para que así se puedan gestionar las llamadas entrantes y distribuirlas. Hay que tener en cuenta algunos consejos para que el proceso sea ágil y en ningún caso perdamos el número de teléfono.

Podemos encontrar distintas casuísticas:

Línea RTB (básica)

Este es el caso más simple. Una sola línea de cobre con una numeración. Rellenaremos la petición de portabilidad para que la numeración pase a Zerovoz. Una vez se tramite se dará un día concreto con una ventana horaria, de modo que hasta que no llegue ese momento el número seguirá funcionando en el anterior operador. Una vez se ejecuta el cambio las llamadas dejan de entrar por las líneas antiguas y hasta al cabo de unos minutos no empezarán a entrar por el nuevo servicio de Zerovoz. Este tiempo de desconexión puede variar, donde lo normal son 15-30 min, pero se puede demorar más dentro de la ventana de cambio.

Línea RDSI o Primario (multilínea)

El proceso es muy similar al anterior, pero en lugar de 1 solo número podremos encontrar múltiples numeraciones, en forma de rango o salteadas. En la petición de portabilidad se deberán incluir todos los números a portar, ya que si pedimos solamente el cabecera, se suelen arrastrar el resto de números que vienen ligados. Si quisiéramos solamente portar unos números concretos, previamente el cliente deberá pedir a su proveedor “desagregar números” cosa que puede ser un trámite complicado (por burocracias o desinterés del proveedor). El consejo pues es portar todos los números del servicio.

Líneas vinculadas con servicio a Internet

De forma habitual encontramos que la mayoría de grandes operadores ofrecen conexión de datos (ADSL o Fibra óptica) con una línea de telefonía, cuya numeración podría ser usada como teléfono principal de un negocio.

En estos casos se dificulta bastante el procedimiento de portabilidad de ese número telefónico, ya que los servicios asociados a la numeración, en este caso el acceso a Internet, se daría de baja automáticamente tras cursar la portabilidad. En estos casos sólo tenemos dos opciones:

  • Interponer un número nuevo en el servicio.

Se basa en añadir un nuevo número al servicio de telefonía IP y no tocar la conexión de fibra evitando la portabilidad. Las llamadas seguirían entrando por el operador antiguo que conservaremos para Internet, pero se activaría un desvío permanente en el cabecera para que las llamadas entren al nuevo número provisto para el servicio de telefonía IP Zerovoz.

En cuanto a las llamadas salientes, éstas pueden enmascararse para usar el número de cabecera de la compañía, evitando así ningún cambio aparente para los clientes y colaboradores. Es una opción que podemos aconsejar cuando son empresas de reducido tamaño, donde hay que tener en cuenta que el número de llamadas entrantes simultáneas estarán limitadas por lo que permita el operador que nos desvía el número.

  • Portar la numeración pero contratando previamente otra fibra.

Es la solución más indicada ya que la numeración pasa ser gestionada por zerovoz, consiguiendo el control total de las llamadas entrantes (con el número de canales necesario). Nos aseguraremos que la fibra nueva funcione correctamente con el servicio de voz para luego ejecutar la portabilidad y de forma automática cursar la baja de la fibra antigua. El único hándicap es que montar una nueva fibra puede implicar trabajos de cableado adicionales dentro de la oficina.

 

En cualquiera de los casos, antes de hacer cualquier trámite, el equipo comercial de Zerovoz junto con el cliente revisarán las facturas y condiciones que pueda tener con su operador donante, viendo así a cuál de las casuísticas se ajusta. Será importante detectar que no haya permanencias en el servicio, o servicios asociados que en caso de portabilidad se puedan perder o suponer mayores costes.

¿Necesitas pasar tu telefonía a VoIP? Contáctanos ahora