El códec G.729 es un algoritmo de compresión de datos que está favoreciendo el uso de la telefonía IP gracias bajo uso de ancho de banda.

que es el codec g.729

La señal de voz para poder ser transmitida por internet se debe codificar en formato digital. En la voz IP, a diferencia de la voz analógica, en lugar de ondas electromagnéticas, lo que viaja por Internet son paquetes llenos de unos (1) y ceros (0). Existe una gran variedad de códecs distintos, que son algoritmos para codificar estos paquetes, cada uno con unas características específicas. Se pueden clasificar principalmente por el uso de ancho de banda (requieren más o menos bytes por segundo de llamada) y por la calidad de sonido (cubre mayor espectro de las ondas auditivas). Asimismo, los códecs pueden ser de libre uso, sin licencia, o con licencia de pago para su propietario, y por tanto de pago o uso limitado.

El códec G.729 fue diseñado por un consorcio de empresas, incluyendo Intel, Nokia, NTT, NEC, y France Telecom (entre otras). Se ofrecía bajo licencia de pago hasta que su patente principal expiró en enero de 2017. Hoy día la licencia está incluida en la mayoría de terminales SIP de los principales fabricantes, y suele ser una opción de pago para aplicaciones softphone. No obstante según explicado por Sinologic  siguen existiendo versiones que se venden bajo licencia patentada, y se puede conseguir versiones abiertas.

El códec estándar más usado en la telefonía IP es el G.711. Tiene un ancho de banda de 64Kbps, mientras que G.729 permite pasar de estos 64k a solamente 8kbps (¡son 8 veces menos!). Gracias a esta poca ocupación de ancho de banda se asegura fluidez en la transmisión, y ofrece mayor capacidad de comunicaciones por una misma conexión a internet. En empresas grandes, call-centers y organizaciones con muchas llamadas simultáneas, podrán realizar hasta 8 veces más llamadas con el G.729, usando una simple conexión de fibra a 50Mb simétricos.

Del códec G.729 existen variantes como el G.729a, G.729b, donde se llega a comprimir aún más (hasta sólo 6,4Kbps, o comprimir menos para mayor calidad (11,8Kbps). En este artículo de Wikipedia https://en.wikipedia.org/wiki/G.729queda todo detallado.

¿Cómo funciona un códec?

Por definición, un códec debe estar disponible tanto para el equipo emisor de la llamada (en su terminal) como para el receptor de la llamada, pasando por todos los puntos intermedios. En llamadas públicas las interconexiones entre operadores serán normalmente con códecs estándar y por ello no siempre podremos escoger la mejor opción. A nivel de centralita sí que nuestro proveedor VoIP nos puede dar varias opciones, de modo que deberemos verificar cuáles son los códecs disponibles en el terminal, y cuáles son compatibles, consiguiendo llamadas internas con distintos códecs posibles. Sin esta compatibilidad no será posible establecer la comunicación de un extremo al otro y se podría llegar a establecer la llamada pero sin conseguir audio.

Se habla de los códecs HD que pueden ofrecer una calidad de audición muy superior a la de las líneas de teléfono tradicionales, pero son aún de uso bastante limitado. Como códec de alta definición encontraremos el G.722, donde el ancho de banda es parecido al estándar G.711, con mayor calidad a un mismo bit-rate. En el caso del códec G.729 hablamos de audio en calidad estándar. Debido a la alta compresión nos dará una calidad un poco más justa de lo normal dando cierta sensación de sonido robótico.

En Zerovoz las interconexiones con los operadores principales son con el códec estándar G.711, ofreciendo una llamada de calidad estándar y sin compresión. A nivel de centralita IP, se pueden elegir tanto los códecs de banda ancha G.722 como el de banda estrecha G.729. Es por tanto recomendable utilizar G.729 para los usuarios con extensión VoIP en el móvil, donde la calidad de conexión no es siempre óptima.

¿Sigues con dudas? ¡contacta con nosotros y te ayudaremos!