5
(5)

 

teletrabajo para ahorrar costes

 

El teletrabajo es toda una realidad. En los últimos años las empresas que emprendían el camino del trabajo a distancia lo hacían en minoría y en circunstancias muy particulares. Sin embargo, el confinamiento provocado por la pandemia mundial nos ha servido para demostrar que muchas de las labores que con anterioridad se desempeñaban en oficinas y grandes espacios, pueden desarrollarse a la perfección desde nuestros hogares.

Esta novedosa situación viene de la mano de muchísimas ventajas y, de ellas, se benefician las empresas, los trabajadores y hasta nuestro planeta. A continuación, te contamos las más importantes para dar luz a esta nueva opción. ¡Muy atento!

 

¿Qué ventajas ofrece el teletrabajo a las empresas para ahorrar costes?

En los últimos meses se han hecho constantes estudios que trataban de averiguar cuál había sido el impacto económico de la pandemia en las diferentes empresas. Según EffiWork, si el trabajo a distancia se mantiene todo el año, tal y como se hizo durante los tres meses de confinamiento absoluto, las empresas españolas podrían llegar a ahorrar una media de entre 1.000 y 5.000 € por empleado.

Si lo analizamos a nivel mundial, el resultado es más impactante. Según Global Workplace Analytics el ahorro medio en inmuebles es de unos 10.000 dólares por empleado.

Centralita Virtual

A continuación, puedes conocer algunas de las ventajas que supone instaurar el trabajo a distancia a nivel empresarial, y te demostraremos que es mucho más que ahorrar costes.

 

1. Mayor ahorro energético

Hasta un 50 %. Ese es el porcentaje de ahorro al que puedes llegar si una parte de la plantilla trabaja desde su casa. La notable reducción en la factura se debe a que se producirían menores gastos de electricidad y de otros suministros básicos.

Por su parte, los trabajadores pueden tener presentes algunas medidas, como las siguientes, para no verse perjudicados al trasladar el consumo eléctrico a sus casas.

  • Reubicar, de ser necesario, el espacio de trabajo para situarlo en una zona con luz natural que permita un ahorro energético, pero también un mejor cuidado de nuestra salud visual.
  • Utilizar, en la medida de lo posible, aparatos de bajo consumo y alta eficiencia energética.
  • Evitar el conocido como “consumo fantasma”, es decir, aquel que producen aquellos aparatos que mantenemos conectados y no estamos utilizando.

 

2. Una buena forma de ahorrar costes en la contratación

Se estima que los costes de creación de un puesto laboral descienden hasta un 50 % en la modalidad a distancia.

 

3. Menor rotación de personal

Según nos dicen las estadísticas, los empleados que trabajan desde sus casas tienen una menor tendencia a abandonar la empresa que aquellos que lo hacen en oficina o cualquier otro espacio laboral.

 

4. Menor infraestructura

Las instalaciones que puedes necesitar para poder dar espacio a mucha gente no son las mismas que, en caso de teletrabajar, requerimos. Si reducimos los metros cuadrados, disminuiremos, también, los alquileres y los costes de mantenimiento.

Ahorrar costes en infraestructuras nos supone una reducción del 70 % en el presupuesto que habitualmente se destina a esta partida.

 

5. Mejoría en la productividad

Una de las consecuencias del trabajo desde casa es que existe una mayor flexibilidad, eso ha quedado demostrado. En relación con esto, se observa que, gracias a ello, la ratio de productividad se ha visto muy beneficiada, aunque es cierto que va de la mano con el siguiente punto: trabajar mediante objetivos.

 

6. Trabajo mediante objetivos

Como cabe esperar, la disminución en el control de los horarios de los trabajadores, también, puede suponer un inconveniente y, aunque existen algunos medios para poder monitorizarlo, no resulta del todo efectivo ni práctico. Por ello, lo ideal es aplicar una nueva fórmula: la del trabajo por objetivos.

¿Conoces sus ventajas?

  • Mejora la eficiencia de los trabajadores: En el momento en que asumen que, tras completar el trabajo, cumplirán objetivos y recibirán incentivos, estaremos recompensando sus resultados.
  • Motiva a las personas: Está comprobado que esta metodología de trabajo afecta psicológicamente de una forma muy positiva. Descubren sus límites, sus capacidades y se hacen conscientes de su grado de autonomía.
  • Aumenta la competitividad: El trabajo por objetivos permite medir mucho mejor los resultados.
  • Ayuda a desarrollar y a localizar el talento: El seguimiento que se realiza gracias a este método, permite identificar a aquellas personas que obtienen grandes resultados.

 

7. Virtualización de la formación de los trabajadores

Como sabes, a raíz de la alerta sanitaria, muchas de nuestras reuniones han pasado a ser telemáticas, pero no solo eso. Además de relacionarnos con clientes y compañeros de forma online, también, las formaciones a nuevas incorporaciones han pasado a realizarse del mismo modo y esto supone hasta un 50 % de ahorro en la inversión habitual, eso sí, sin que la calidad formativa se vea perjudicada.

 

8. Reducción de eventos corporativos

El confinamiento, y las posteriores medidas sanitarias, han provocado que muchos de los eventos corporativos que se celebraban por norma general de forma presencial hoy en día sean online. En este punto, estamos hablando de reuniones como ruedas de prensa, ferias, comités de dirección, convenciones de venta o de otro tipo, presentaciones de productos

Muchísimas empresas han descubierto por medio de esta circunstancia extrema que el formato a distancia es mucho más válido de lo que a priori se creía, y ya se han planteado mantener, al menos parte de estos eventos, en un formato virtual.

El ahorro económico ronda entre un 25 y un 40 %, sin duda un porcentaje muy alto, ¿No crees?

 

9. Otro tipo de ahorros

Por último, es importante hacer mención de una serie de costes indirectos que, también, pueden reducirse de forma bastante notoria, aunque es complicado aportar datos exactos por su carácter más intangible. Igualmente, podemos hablar de menores índices de absentismo, reducción de enfermedades profesionales, disminución de gastos de reclutamiento y selección (como consecuencia de los mejores índices de rotación que comentábamos anteriormente) y hasta un mejor servicio al cliente.

 

¿Cuáles son las ventajas que obtienen los trabajadores con el trabajo a distancia?

Después del análisis previo, podemos concluir que el teletrabajo nos permite ahorrar costes y puede mejorar el rendimiento y posicionamiento de una empresa, pero es, también, importante prestar atención a los beneficios que pueden recibir los trabajadores.

 

A continuación, encontrarás un análisis de las ventajas más significativas.

1. Ahorrar costes en los desplazamientos

Cuando pensamos en los gastos mínimos del día a día de un trabajador, siempre incluimos los desplazamientos hasta el puesto de trabajo, independientemente de que sean en vehículo propio o en transporte público.

Por esto, dependiendo del porcentaje de días en que no tendría que moverse de su casa, el ahorro puede oscilar entre un 20 y un 80 %.

 

2. Reducción en el gasto de comida o bebidas en el ámbito laboral

Todos sabemos que, al margen de las dietas, existen otros gastos casi inevitables cuando nos encontramos en nuestros puestos de trabajo: cafés, sándwiches comprados a última hora, pequeños caprichos de las máquinas expendedoras y hasta comidas improvisadas. Para todas aquellas personas que no disponen de tickets de comida, este cambio puede acarrear un ahorro del 50 o el 60 % del dinero que destinamos a esta partida.

 

3. Mejoría en la calidad de vida

Al igual que en el último punto de las ventajas a nivel de empresa, para los trabajadores, también, existen algunas cuestiones intangibles que son difíciles de acotar, pero que no por ello, son menos importantes: la mayor conciliación laboral, el menor estrés y el mayor índice de satisfacción contribuyen, sin duda alguna, a mejorar la calidad de vida y redundar, en consecuencia, en gastos asociados a una situación menos favorable.

 

¿Qué otras ventajas obtenemos del trabajo a distancia?

Ventajas para las empresas, ventajas para los trabajadores, ahorro a todos los niveles, mejoría en la calidad de vida… Te preguntarás si esto es todo. La respuesta es no. El trabajo a distancia tiene al menos un beneficio más: contribuimos a cuidar el medioambiente.

Las jornadas laborales presenciales implican que, al menos cinco días a la semana, se impongan algunas mecánicas de vida que obligan a vivir en el centro de las ciudades, o en sus proximidades. Recorrer estas distancias en medios de transporte públicos (en el mejor de los casos) o, privados, aumenta los índices de contaminación de forma muy significativa, gracias a la pandemia hemos podido comprobarlo.

Según Global Workplace Analytics, la economía de EEUU pierde hasta 78.000 millones de dólares por los atascos que se producen en las grandes urbes, además de que genera 26 millones de toneladas de gases de efecto invernadero.

Teniendo presentes estos datos, no es difícil deducir que, la reducción de estos desplazamientos, es algo más a tener en cuenta a la hora de tomar nuevos caminos en el terreno laboral.

Por todos estos motivos, sería muy conveniente replantear el futuro de las empresas y barajar la opción del teletrabajo. Para ello, puedes contar con un buen servicio de centralita virtual. Si eliges la adecuada, evitarás una inversión extra en equipos, tendrás una única cuota que incluya llamadas, terminales, líneas y mantenimiento, e incluso, la opción de contar con un sistema multidispositivo (PC, Tablet, móvil). Es hora de adaptarte al cambio de la manera más segura.

Centralita Virtual

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 5

Por ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.